4 recomendaciones infalibles para elegir el nombre de tu marca

Recomendaciones para tu marca

Dar con el nombre adecuado no es sencillo pues no sólo representará a tu negocio, sino el propósito del mismo. Toma estos consejos para que tu marca también sea parte tus objetivos comerciales.

Se escucha por ahí que ponerle un nombre a un negocio es casi tan difícil como elegir el nombre del niño por nacer. Si bien se está gestando algo nuevo, estas decisiones son totalmente diferentes.

No ahondaremos aquí en las diferencias entre uno y lo otro, sólo diremos que una empresa representa más bien una familia, que a un individuo. Y aunque esté gestándose como proyecto, el nombre del mismo debe tener peso y propósito desde el día cero.

Dejando de lado esos nombres emocionales que mezclan sílabas como MarNic (Marcela y Nicolás) tu proyecto debe definirse por su rótulo de tal forma que cuando la magia del diseño haga lo suyo dándole identidad a la marca, ésta transmita a simple vista: ¿Qué es lo que haces y cómo lo haces?

Sí, lo sabemos, parece difícil pero la realidad es que no lo es tanto si prestás atención a estas cuatro particularidades que convertirán a la experiencia de búsqueda en un emocionante trayecto que marcará su nombre, y la historia del mismo.

Recomendaciones para seleccionar tu Marca

Para darle un nombre a tu proyecto te recomendamos que imagines un edificio, aquel en donde proyectas que funcione realmente. Aún las empresas online tienen sus propias oficinas asique no te resignes a tener un perfil de Instagram y una tienda online para salir al mercado. 

Con esta imagen en la cabeza toma nota de estas recomendaciones:

HISTORIA

Todo emprendimiento tiene una historia que aunque pueda no sonar atractiva ahora, con el tiempo puede adquirir relevancia y ser parte de tu marca si lo tomas en cuenta desde el inicio. 

Los grandes edificios, por ejemplo, comenzaron con los cimientos. Allí donde todo es rústico, feo y de mala terminación, comienza el camino hacia la perfección.

El nombre de tu proyecto puede estar relacionado con el primer empujón, el lugar en donde nació la idea o la dedicación con la que día a día lo sostienes. Más allá de lo emocional que ésto pueda resultar, vale destacar que el llevar la historia en la marca no sólo refiere a las sensaciones que pueda provocar, sino a la referencia con el producto o servicio. 

Un claro ejemplo de ello es el whisky escocés Johnnie Walker cuya marca está representada por su nombre y figura.

También es posible que tu marca cuente diferentes historias, y no sólo la que le dió origen. Piensa en todas aquellas historias que pueden reflejarse no sólo en cómo se pronuncia sino también en la forma en que el diseño las contará.

IDENTIFICACIÓN

Esto suele generar confusión porque al elegir un nombre para la marca, algunos buscan sentirse identificados y otros buscan que los clientes sientan esta identificación. No hay una respuesta correcta para esto.

Aunque es válido pensar que es más fácil resumir el nombre de la marca en aquello que identifica al creador, antes que a millones y millones de potenciales clientes, la realidad es que para tener en cuenta esto lo mejor es crear un buyer persona que, en el mejor de los casos puede responder al parámetro de uno, y que genere esa empatía necesaria para que el cliente que está buscando te encuentre.

En sintonía con la metáfora del edificio, cuando visualices la planta baja del edificio, recién podrás construir sobre su techo. Aunque es un buen potencial que veas tu proyecto como un rascacielos… ¿podría tu cliente objetivo identificarse con aquello que está tapado por las nubes?

BREVEDAD 

¿Es necesario tener una marca resumida antes que efectiva? ¿El hecho de que sea un nombre corto sí o sí colabora con que las personas lo recuerden? ¿Qué es más necesario: quedar en la memoria por tener un nombre recordable o porque refleja directamente el producto o servicio que ofrece?

Así las cosas, responder a todas estas preguntas acortará el camino hacia encontrar el nombre adecuado para la marca. Sí, es cierto que rótulos como Nike, Lego, Zara, Ikea, y más marcas se han consolidado con una prolija y clara brevedad. 

Sin embargo, ¿estamos seguros de que este detalle ha sido el que marcó su camino al éxito? En contrapartida, marcas como Bubble Gummers han burlado esta regla logrando su poderío con un nombre tan impronunciable como resumido, como también lo hizo rápidamente Starbucks y Haagen-Dazs, que muy pocos lo pueden vincular con los helados.

No te preocupes por la extensión de tu edificio en la cuadra, o por construir grandes cadenas comerciales, sino más bien busca la forma de que esa marca que ya tiene cimientos, tenga ladrillos sólidos.

MARKETING

A este punto puedes imaginarte un nombre para tu marca, pero falta un paso y es quizás el más importante para tomar la decisión: ¿Qué nombre podría darme más variables de juego para una estrategia de marketing?

Esta simple pregunta es millones de veces más compleja que las recomendaciones anteriores. Como no queremos que te abrumes lo vamos a simplificar a estos puntos, los que consideramos que te serán útiles comprender para que, desde un plan de marketing, tu nombre tenga el impacto que buscas.

  • SEO:

    Hoy es importante estar bien posicionado, es decir que tu marca tenga historia, identificación, la extensión correcta y el punch preciso para que aparezca de forma orgánica en las búsquedas de Google. Tendrás que elegir un nombre que refleje lo que haces y al mismo tiempo sea fácilmente encontrado en la vidriera online. Pero, si no quieres que tu marca sea un dominio como destapocañerías.com.ar -que ya debe estar en uso- tendrás que ver algo más que su posicionamiento. 

  • gTLD:

    La mayoría de los dominios son .com ó .com.ar, al punto de que cuando eliges un nombre de marca muchas veces estás condicionado a usar según esté liberado el .com o no. Afortunadamente, servicios como Radix que son promovidos por Donweb dieron lugar a los dominios de nivel superior como .store, .online, .web y mucho más, con los cuales se pueden llevar una marca de nombre propio, por ejemplo, con un dominio superior y que tu público objetivo te encuentre sin problemas.

  • Gráfica:

    El marketing online no es todo señores, acaso nadie se detiene ya a ver una muy buena publicidad gráfica. Claro, como no tenemos un contador de visitas en los pasacalles desestimamos su efectividad. Pues no, es parte del buen marketing considerar que tu marca se pueda representar tanto en el mundo online como en el físico pues, en definitiva, y por el momento todo sucede en la vida real.

Estás atravesando el camino hacia el encuentro con el nombre de tu marca y eso requiere de acciones muy pensadas que te conduzcan desde cualquier mirada hacia el objetivo que persigue tu negocio.

Muchos dirán que el objetivo es vender y ganar dinero, y aunque ciertamente nadie vive del solo reconocimiento, es recomendable que la elección de un nombre esté apoyada de forma equilibrada en diferentes soportes y no sólo su rendimiento económico porque ésto que está sucediendo ahora, será parte de las paredes de ese edificio que has empezado a construir.

Escribe un comentario

¿Todavía no tienes tu página?

Créala en 2 minutos